Clínica Ilzarbe



Preparados, listos, brackets colocados!!!!!!  Da comienzo la magia de la ortodoncia, pero ¿qué obligaciones tiene el paciente?

Cabe destacar el compromiso en cuanto a la rutina de citas, la precaución de no tomar alimentos crujientes, colaboración para el buen uso de los elásticos y una cuidadosa higiene bucodental, tarea de la que voy a hablar a continuación…

Llevas brackets, alambres, gomas y demás elementos ortodóncicos (uff!!)… El mantenimiento de la higiene se complica, lo sé, pero es primordial para el éxito en tu tratamiento una correcta limpieza, ya que entre otras cosas, unas encías sanas proveen un entorno más adecuado para el movimiento de los dientes.  Y tú quieres que el tratamiento llegue a buen puerto, ¿verdad?, venga, pues toma nota:

  • Cepillado:

Es necesario cepillar los dientes inmediatamente después de cada comida, incluso aunque no se hayan tomado alimentos sólidos! No hace falta utilizar gran cantidad de dentífrico, pasta dental del tamaño de un guisante siempre es suficiente.

Deberás dedicar más tiempo al cepillado, no tengas prisa! Ahora, al crearse más recovecos y rincones con la aparatología fija es algo menos sencillo, pero con ganas, lograrás hacerlo muy bien.

La técnica de cepillado a emplear igual difiere de la que estabas realizando antes de llevar los brackets, pero no te preocupes porque en la clínica te haremos una demostración práctica de cómo hacerlo si tienes dudas.

Utiliza un cepillo con cabezal pequeño y filamentos suaves. Existen además cepillos especiales de ortodoncia con las cerdas en forma de V, pero cualquier cepillo convencional cumple bien su objetivo. Igualmente, si eres usuario del cepillo eléctrico, puedes continuar con él.

Presta especial atención a todos los espacios que pudieran haber entre los dientes, y a la zona del margen gingival, ya que se trata de un área crítica que de no mantenerse libre de placa dental provocará la inflamación de la encía, riesgo de aparición de caries etc…

  • Productos auxiliares:

Para ganar esta batalla debemos aliarnos a otros elementos de limpieza auxiliares que garantizarán vuestro éxito.

Además de cepillar nuestros dientes, os aconsejo que tengáis a mano:

  • Cepillos interproximales: Se trata de unos pequeños cepillos de diferentes diámetros útiles para limpiar los espacios entre dientes, entre bracket y bracket, incluso para cualquier área de difícil acceso con el cepillo normal
  • Seda/Hilo dental: Utilizar con los brackets el hilo dental requiere que tengas tres cualidades fundamentales: unas manos habilidosas, paciencia y motivación. Si reúnes estos tres requisitos sólo tendrás que enhebrar el hilo dental a través del arco, y voilà, lo has conseguido! Recomiendo hacerlo una vez al día, por la noche es un momento ideal.

Existe un tipo especial de seda dental, que lo podrás encontrar con el nombre de “farmafloss” o “superfloss”  que para principiantes en el club de los brackets va genial

  • Otros productos de higiene bucodental como los irrigadores, también son buenos compañeros de los cepillos y el hilo dental. Lanzan agua a presión, por lo que muchos restos de comida atrapados entre los dientes se liberan y así conseguimos una limpieza más profunda.
  • Por último, la utilización de enjuagues o colutorios siempre son bienvenidos. En el mercado encontrarás colutorios, inclusos específicos para pacientes con brackets, formulados con principios activos con acción antiplaca y efecto remineralización del esmalte.

Interesante lo que te cuento, ¿no? Pero tengo que recordarte que estos productos secundarios no eliminan la necesidad del efecto mecánico de barrido del cepillo dental, o lo que es lo mismo, te ayudan pero no sustituyenal cepillo de toda la vida!!

  • Otros:
  • Revelador de placa bacteriana:

Si crees cepillarte bien los dientes,si empleas el cepillo interproximal, el hilo dental y demás trucos, y aún así has percibido que tienes la encía inflamada o te sangra en alguna zona, seguro que hay una explicación lógica y sencilla, no te alarmes!

El revelador de placa hace visible a tu enemigo (hasta ahora desapercibido) la placa dental, tiñendo de color azul o rosa las zonas donde se esconda, y podrás encontrarlo en diferentes formatos como líquido o pastillas.

Con todos estos consejos tienes la guerra ganada, sólo tendrás que ponerlos en práctica, y recuerda, tienes a disposición un gran equipo que te guiará y aclarará todas tus dudas.

Me gusta verte sonreír!!!!

Autor: Dra. Beatriz Izquierdo – Ortodoncista – Col. nº 46003509