Clínica Ilzarbe
aplicación de ozono en odontologia clinica ilzarbe

El ozono (O3) es el antiséptico de la naturaleza por antonomasia.

Generalidades del Ozono

Se trata de una forma alotrópica del oxígeno (alotropía: propiedad de algunas sustancias simples de poseer estructuras atómicas o moleculares diferentes).

La molécula del ozono está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen el gas oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno gaseoso (O2), formando moléculas de ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales, el ozono es un gas que desprende olores fuertes y generalmente sin coloración, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. El color azul del cielo es debido a la capa de ozono atmosférica.

Si el O3 se respira en grandes cantidades y concentración elevada puede provocar una irritación en ojos o la garganta.

El ozono se produce de modo natural por acción de la radiación solar sobre el oxígeno del aire. En las playas, en verano, las largas horas de insolación producen concentración de O3 en las orillas del mar.

Es la razón de muchas traqueítis estivales pasajeras entre bañistas.

El O3 para prácticas curativas en odontología

El ozono es una molécula alotrópica del oxígeno altamente inestable. Una vez producida se divide en O2 y un radical oxígeno libre que es oxidativo.

Esta capacidad oxidativa es la que los científicos han aprovechado como curativa.

La capacidad oxidativa del ozono es la razón de su uso en odontología a fin de atacar los gérmenes gram negativos que ocasionan la patología periodontal y periimplantaria.

La alta inestabilidad de la molécula de ozono hace que su uso sea clínico produciendo la ozonización del oxígeno por descarga voltaica y aprovechando la acción inmediata de la molécula de ozono sobre los anaerobios antes de su disolución.

Pensamos en la utilización del ozono en odontología como método natural y saludable de mejora de la práctica.

Investigación de laboratorio

gas ozono en odontologia clinica dental ilzarbe

Anterior a la introducción del ozono en clínica, practicamos unos ensayos de laboratorio.

Hemos centrado nuestras investigaciones de laboratorio en la práctica de dos análisis:

  1. Acción bactericida del ozono sobre cultivos biológicos, donde demostramos la eficacia bactericida del ozono contra gérmenes patógenos habituales del ambiente bucal.
  2. Inocuidad del ozono sobre materiales dentales: dentina y esmalte dentarios. Demostramos, mediante aplicación de O3 y posterior análisis de las muestras con microscopía óptica y electrónica, la inocuidad del ozono sobre materiales dentales, esmalte y dentina.

La aplicación del ozono O3 en odontología

Tras larga investigación de laboratorio y clínica hemos centrado el uso preferente de las cualidades del ozono en odontología en dos áreas o especialidades:

Higiene y periodoncia

La proyección metódica de gas de ozono en el surco gingivoperiodontal tras las acciones habituales de raspado e higiene logran una oxigenación del área que propicia el establecimiento de gérmenes aerobios saprofitos y útiles por tanto para la biología y salud periodontal.

Al tiempo, la ozonización elimina gérmenes patógenos gram negativos causantes de la enfermedad periodontal.

La fabricación in situ, en el mismo gabinete odontológico, de colutorio de ozono ayudará al paciente mediante la práctica de enjuagues en el gabinete.

Medicina Oral: aftas, úlceras y aftosis

El dolor de aftas, úlceras y aftosis tiene su origen en la acidosis que los gérmenes patógenos producen sobre la herida.

La proyección de gas de ozono sobre estas afecciones mucosas elimina los gérmenes patógenos con lo que cesa la acidosis y cesa el dolor que los ácidos producen.

Consecuencia de esta acción es la analgesia casi inmediata y el efecto trófico.

Al eliminar el O3 los gérmenes patógenos, facilita una rápida cicatrización biológica no infecciosa (trofismo).

Utilizamos en nuestra práctica desde un principio gas de ozono de muy baja concentración respirable y sin efecto secundario alguno.

Conclusiones del uso del ozono en odontología

El uso del ozono en odontología ha mostrado una eficacia notable en higiene, periodoncia y medicina oral.

El O3 es un eficaz elemento terapéutico de uso continuado en nuestra práctica diaria.

 

Dr. Luis María Ilzarbe

Col. Nº 46000921 – Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia

Licenciado en Medicina y Cirugía

Fundador Clínica Ilzarbe