Clínica Ilzarbe


El verano es la época del año en que se consumen alimentos fríos, azucarados y se come o cena fuera del hogar, por lo que se descuida la limpieza bucodental sobre todo los niños.

Como consecuencia de esto pueden aparecer caries. Por eso es aconsejable, una vez establecida la nueva rutina en los niños, conociendo ya el nuevo horario de las clases y actividades extraescolares, programar una cita con tu dentista para revisar la boca de los más pequeños.

Mientras tanto, debes tener en cuenta algunos consejos para la vuelta al cole: incluye entre todos los materiales escolares que debe de llevar a clase, un estuche con un cepillo dental y pasta dentífrica con flúor, déjale elegir a él a su gusto el cepillo que más le convenga o la pasta que más le agrade su sabor.
No se trata de sacar brillo a los dientes, sino de acostumbrarle al hábito de la higiene buco dental fuera de casa.
Evita los almuerzos que contengan bebidas azucaradas o alimentos dulces (zumos de frutas en brick, batidos, bollería, chuches…), mucho más aconsejable una botellita de agua con un bocadillo.
Recuérdale que no es aconsejable compartir el mismo vaso, cubiertos o la típica pajita del zumo con sus amigos, si existe una infección bacteriana, se puede transmitir con facilidad.

  • Cepillado siempre después del desayuno antes de salir de casa, no salir de casa desayunando porque la boca se va sucia para el resto del día (nos levantamos 5 minutitos antes y da tiempo).
  • Cepillado siempre después de cenar antes de ir a la cama, después ya no hay que tomar vaso de leche ni comer nada, sólo podemos beber agua (sino las bacterias atacan a los dientes y muelas por la noche).
  • Preparar un estuche o neceser pequeño para llevar en la mochila que contenga un cepillo de dientes y pasta dentífrica para poder cepillarse los dientes después de comer en caso de que coma en el colegio, si come en casa podrá cepillarse con su cepillo habitual.
  • Los enjuagues con colutorios que contengan flúor son muy recomendables, sobre todo por la noche después del cepillado (más aun si a mediodía no se han cepillado por olvido o porque en el colegio no les dejen).

Autor: Dr. Javier Domenech – Odontopediatra – Col. nº 46003679