¿¿Te encuentras ya de vacaciones o te queda ya poco para tomarte unos días de descanso??

Nuestra Ortodoncista la Dra. Beatriz  Izquierdo nos da algunos consejos para el Verano

1. Planificar una cita con tu ortodoncista
  • Tiempo de desconexión y disfrute, pero también los días de vacaciones son una fecha ideal para planificar una cita con tu ortodoncista y poder supervisar que todo en tus dientes se encuentra correcto. Es una “puesta a punto” especialmente importante si tienes que realizar algún viaje o escapada. Por otro lado, también resulta un buen momento para acompañar a los más pequeños de la familia a su primera visita. Recuerda que las revisiones tempranas son muy importantes.
2. No olvidar los buenos hábitos
  • Es una fecha propicia para desconectar la mente, en la que además, los horarios de comidas pueden variar y dónde en algunos casos se incluyen tentempiés constantes, pero esa “desconexión” tiene un límite y no debéis caer en la tentación de volveros perezosos y  olvidar los hábitos de higiene aprendidos en la clínica. Recuerda cepillarte los dientes después de cada ingesta para presumir además del bronceado, de una sonrisa sana y perfecta.
3. Deshidratación bucal
  • Ya lo dicen en la tele año tras año, cuidado con la deshidratación!! Para el caso que nos ocupa, la falta de agua en nuestro cuerpo también tiene consecuencias en la cavidad oral. Si ingerimos poca agua, se disminuye la producción de saliva en la boca, y nos encontramos menos protegidos ante el ataque ácido de las bacterias. Así que además de los motivos generales que ya todos conocemos, ahora tienes uno más. Aprovecha, refréscate!
3. Los refrescos burbujeantes
  • ¿Y qué decir de los refrescos burbujeantes? El consumo mantenido de las bebidas carbonatadas, y zumos provocan erosiones en el esmalte. Además, las altas temperaturas junto a bebidas oscuras como té, café etc, estimulan la mayor aparición de manchas dentales. Si eres de los que no sueltan el vaso en días de calor intenso, intenta saborear tu bebida como si del mejor cocktail se tratara, con pajita, así el contacto con tus dientes será menor.
4. Las altas temperaturas
  • ¿A quién no le encanta la playa y la piscina? Que levante la mano! Pero, ¿sabías que la exposición a temperaturas elevadas favorece la proliferación de microorganismos, y con ello el riesgo de caries? Y,¿qué el cloro y otros productos químicos del agua pueden ocasionar mayor acumulación de sarro, manchas en los dientes y daño en encías? Ahora ya no tienes excusa, un kit de cepillado dental a mano, es un aliado estupendo.
6. Disfruta sin riesgo
  • Si eres de los enamorados de las emociones fuertes, los deportes de contacto, o te expones a situaciones en las que podrías sufrir un traumatismo importante como jugando con amigos, en una piscina etc… Contempla la seria idea de utilizar un protector bucal. Si eres portador de ortodoncia, el riesgo de fractura o daño de la ortodoncia es todavía mayor, así que invierte en proteger tus dientes y encías! Entre los recuerdos de este verano no queremos un diente roto.
Y lo más importante. . .

Recarga las pilas, rodéate de buena compañía, y sé muy feliz.

Me encanta verte sonreír!